Clínica Fisioterapia Caamaño Madrid-H3

Tendinitis de los aductores. Síntomas y tratamiento

Tendinitis de los aductores. Tratamiento de la tendinitis de los aductores en Clínicas H3

La tendinitis de los aductores es una lesión que se suele dar por un uso excesivo de la musculatura aductora, produciendo una sobrecarga en los vientres musculares y por ello un aumento de la tensión en la zona tendinosa de inserción aductora.

También es común que se dé por un movimiento brusco o contracción de los tendones aductores o por micro traumatismos de repetición de la zona de la sínfisis púbica durante una actividad o deporte, por ejemplo deportes como atletismo.

La forma más común que tiene la tendinopatía de aductores suele ser con un dolor suave en la zona inguinal que aumenta progresivamente. Cuando el dolor aumenta y la tendinopatía aumenta, es posible que afecte a las ramas pubianas (zona de origen de los aductores) dando lugar a pubalgias.

Además puede aparecer una alteración muscular de aductores en su zona de insercción en la rodilla, dando lugar a patologías de la pata de ganso, pero esto es menos frecuente.

Los síntomas más comunes son inflamación tendinosa, dolor en la zona próxima al pubis y dolor a la contracción y o estiramiento muscular (acercar o alejar la pierna de la línea media del cuerpo). El dolor puede ir aumentando progresivamente hasta que al cabo de un tiempo el dolor sea permanente y se agrave con cualquier movimiento.

¿Qué es tendinitis de aductores?

En primer lugar, para hablar de tendinitis de aductores y come se produce debemos de explicar la anatomía de este complejo grupo muscular y sus principales funciones.

Los aductores se componen de aductor largo, grácil, aductor mayor y aductor menor y pectineo, estos músculos se originan en la rama diferentes partes de la rama inferior del pubis, y su inserción final será en a lo largo de la línea áspera del fémur, llegando incluso el aductor mayor hasta el cóndilo femoral interno.

Es muy importante valorar la inserción del grupo muscular de los aductores en conjunto, ya que comparte zona de inserción con un grupo extenso de músculos muy importantes que deben tener un equilibrio de la musculatura y coordinación entre sus porciones.

Estas partes son: la musculatura aductora como la parte inferior del complejo muscular, la musculatura pélvica como la parte posterior y profunda y la musculatura del recto abdominal, transverso y oblicuo como techo del complejo muscular.

Sin embargo, este complejo mecanismo puede dificultar la sincronización provocando lesiones de la región pubiana. Es común que se produzca por debilidad muscular, ya sea por (exceso de entrenamiento o por déficit de este), por desequilibrio muscular de los abdominales más débiles que los aductores o musculatura abductora (glúteos) más potente que los aductores.

Tendinitis de aductores. Como se produce

Programa de anatomía 3d donde se muestra el músculo aductor Clínicas H3
Programa de anatomía 3d donde se muestra el músculo aductor Clínicas H3

Ahora que conocemos el funcionamiento de la musculatura aductora y la relación con otras musculaturas, vamos a hablar de las causas más probables de la lesión de tendinitis de los aductores:

  • La causa más común de lesión es por sobrecarga en los músculos aductores debido a un sobre entrenamiento. Comúnmente en corredores y deportistas que realizan su actividad en terrenos resbaladizos, Cross,  carreras de montaña o por movimientos laterales y de cambio brusco de dirección como pasa en el tenis, pádel, baloncesto, futbol sala o rugby.
  • Por excesiva repetición de la zancada forzada en máxima amplitud. Se da en los deportes anteriormente descritos y también en deportistas que acuden al gimnasio y realizan ejercicios de zancada con peso.
  • Una forma también común de lesión de los aductores de debido a una brusca apertura  del miembro inferior, lo que puede producir una distensión de las fibras musculares y/o tendinosas o llegar a producirse una rotura de fibras musculares en los músculos aductores.
  • Otra causa de lesión de los aductores es debido a una descompensación entre grupos musculares tales como abductores, suelo pélvico o musculatura abdominal con los aductores. A su vez, el tener alguna alteración anatómica y no estar tratada, como una pierna corta o larga, pueden producir lesiones de la musculatura aductora a largo plazo.

Síntomas de la tendinitis de los aductores

Sabemos que las causas de la tendinitis de los aductores pueden ser muy variadas, y depende mucho de la actividad física que realice el sujeto. Por ello los síntomas son muy variados. Nosotros vamos a intentar resumir los síntomas más comunes que se dan en la tendinitis de los aductores:

  • El síntoma más común en la tendinitis de los aductores también es el más característico,  dolor en la zona inguinal, un dolor moderado, que se agrava con la actividad y el ejercicio, tanto a la contracción como al estiramiento.

Este dolor puede localizarse en la parte tendinosa de los aductores, o en el mismo pubis, dando dolor incluso a la palpación de este.

  • Sobrecarga muscular en la musculatura aductora, que produce dificultad a la hora de realizar cualquier actividad. Esto puede producir dolor tanto en la zona inguinal como a lo largo de la parte interna de la pierna.
  • Si llega a producirse una rotura fibrilar podemos encontrar hematoma e inflamación junto con incapacidad funcional.

Estos síntomas son aquellos que podemos encontrar en fase aguda, es decir, en las primeras etapas de la lesión. Si estos no se tratan de forma adecuada, pueden producir una lesión crónica de aductores con el tiempo.

Tendinitis de aductores crónica

Como hemos mencionado anteriormente, una tendinitis de aductores crónica ocurre  cuando el dolor persiste en el tiempo, ya sea por sobrecarga muscular sin tratar, por un desequilibrio muscular o por otras causas como pueden ser; debilidad de la musculatura aductora, frente a otros grupos musculares relacionados y fatiga muscular, no periodos de descanso suficientes entre actividades físicas. Según la bibliografía científica actual, que puedes comprobar al final de este artículo, la tendinitis de aductores crónica se entiende como una evolución de esta de más de 12 semanas.

La tendinitis de aductores crónica, debido a que los síntomas se agravan y perduran en el tiempo, suele generar afectación en la sínfisis del pubis, dando lugar a irritación e inflamación de dicha articulación, produciendo pubalgia.

Además, la cronicidad de esta lesión acabará afectando a otros complejos musculares como el suelo pélvico o los abdominales, incluso puede llegar a alterar la biomecánica de la marcha, llegando incluso a necesitar una corrección postural (plantillas ortopédicas).

El tratamiento para la tendinitis de aductores

En primer lugar, cuando acude un paciente con dolor inguinal, hay que realizar un correcto diagnóstico fisioterapéutico, para conocer cuál es la causa de estos dolores y poder tratar de forma óptima la patología.

Una vez valorado el dolor y habiendo deducido la existencia de una tendinitis de aductores, hay que valorar si está afectando también al pubis (generando una pubalgia).

El tratamiento para la tendinitis de aductores puede ser muy variado, y depende de la fase de la lesión en la que se encuentre.

  • Reposo absoluto o relativo de la actividad física que produzca dolor. Si la tendinitis de aductores no se trata con fisioterapia y ejercicios y solo realizamos reposo, esperando que poco a poco la musculatura se vaya relajando, la lesión puede abarcar desde 20 días hasta 90 días o más.
  • Tratamiento fisioterapéutico, se basa en un tratamiento conservador de la tendinitis de los aductores consiste en técnicas de fisioterapia para aliviar el dolor, disminuyendo la tensión musculo-tendinosa y bajando la inflamación de la posible afectación del pubis.
  • Tratamiento médico de la tendinitis de los aductores varía según la gravedad de la lesión, pero predomina la prescripción de analgésicos y antiinflamatorios, llegando a poder realizar infiltraciones de corticoides en la zona inguinal. Si la lesión de los aductores es muy grave, por ejemplo, una rotura fibrilar con una des inserción del tendón en el pubis, es posible que el tratamiento médico sea una intervención quirúrgica, con la correspondiente rehabilitación de fisioterapia postoperatoria.

El tratamiento con fisioterapia

Tratamiento de la pubalgia en clínicas h3 caamaño Madrid
Tratamiento de la pubalgia derivada de la tendinitis de aductores – Clínicas H3

Debemos tener en cuenta que el tratamiento de tendinitis de los aductores con fisioterapia es muy variado y depende de los síntomas del paciente y del profesional fisioterapeuta. La literatura científica no ha llegado a una conclusión de qué tratamiento es mejor que otro, pero si sabemos que la mejor forma de tratar la tendinitis de aductores es realizando un tratamiento holístico, que englobe el mayor número de estructuras que puedan dañar a los aductores.

Una vez realizado un correcto diagnóstico de tendinitis de aductores, se realiza un tratamiento fisioterapéutico:

  • Realizar un masaje terapéutico descargando la musculatura aductora  y/o los complejos musculares lesionados. Utilizando las técnicas que el fisioterapeuta El masaje comenzará de forma suave y aumentará su intensidad a medida que la sintomatología lo permita.
  • Realizar técnicas manipulativas de las estructuras óseas, para generar analgesia local y mejorar la movilidad articular
  • Tratamiento de las estructuras tendinosas, ya sea con tratamientos conservadores como la masoterapia o con tratamientos más invasivos cómo la electrolisis (EPI o EPTE), esta última suele acompañarse de una ecografía previa para localizar el punto de actuación.
  • Cuando la tendinitis de los aductores se cronifica y afecta al pubis (pubalgia) se pueden realizar un tratamiento con Ondas de Choque (ODC) en la sínfisis púbica o realizar electrólisis.
  • En fisioterapia también se utiliza como tratamiento de la tendinitis de aductores la diatermia, con la finalidad de mejorar la vascularización de las zonas lesionadas y generar una potente analgesia.
  • Combinar estiramientos de forma progresiva de la musculatura aductora con ejercicios de fuerza, resistencia y coordinación. Esto se ha de realizar junto con el profesional especializado correspondiente, para que puedan personalizarse los ejercicios que se han de realizar.
  • En el caso de que la tendinitis de aductores sea por una dismetría del miembro inferior, se aconseja la realización de un estudio de la pisada y si fuera necesario el uso de unas plantillas a medida con el fin de eliminar el mecanismo que favorece la lesión.
  • Una vez que la lesión ha remitido es importante el regreso progresivo al entrenamiento y a la actividad deportiva que se realice. Se pautan ejercicios específicos de la zona y de la actividad deportiva que se practique, así como ejercicios de prevención de lesiones.

Según la bibliografía científica, que puedes ver al final de este artículo, la combinación de fisioterapia y ejercicios activos es el tratamiento más eficaz para el tratamiento de tendinitis de los aductores.

Puedes llamarnos al 91 601 58 30 y te valoraremos de un modo completo y eficaz. Pide GRATIS tu cita para valoración GRATUITA, en la que nuestros fisioterapeutas valoraran tu caso. ¡Llama ahora!

Ejercicios para la tendinitis de los aductores

Para la realización de ejercicios en tendinitis de los aductores se recomienda que estos sean pautados previamente por un profesional, ya que podrán ser más específicos y estarán diseñados de forma personalizada.

Existen muchos protocolos diferentes de ejercicios y la mayoría de ellos concuerdan  en que en la primera fase de la lesión, fase aguda (aproximadamente una semana), no se recomienda la realización de ejercicios.

La recomendación de ejercicios sería en la fase subaguda (3-4 semanas) o una vez que el fisioterapeuta valore que la musculatura aductora tolera el ejercicio.

A continuación mencionaremos algunos de los ejercicios más sencillos de realizar para la tendinitis de los aductores:

  • Isométrico de aductores con balón entre ambos pies en decúbito supino: Cada contracción debe durar 30 segundos y se realizan 10 repeticiones. Para progresar en este ejercicio podemos modificar la posición del balón y colocarlo entre las rodillas, generando así una mayor fuerza de contracción de los aductores.
  • Abdominales decúbito supino. En primer lugar se realizaran con las manos en el suelo y poco a poco se van realizando complicaciones tales como, abdominales oblicuos o con un balón entre las piernas. 3 series de 10 repeticiones.
  • Ejercicios de glúteo medio en bipedestación, contra resistencia se coloca  un peso en una pierna. 5 series de 10 repeticiones con cada extremidad. En el mismo grupo de ejercicios podemos realizar un ejercicio de aducción en bipedestación colocando un peso en una pierna. Se realizan 5 series de 10 repeticiones con cada extremidad.
  • Equilibrio unipodal sobre una  plataforma inestable. Esto es un entrenamiento del equilibrio en el cual se trabaja la propiocepción de toda la extremidad inferior. Podemos ir apoyando cada vez más peso en la extremidad afectada por la tendinitis de los aductores, siempre y cuando no exista dolor. Aproximadamente este ejercicio se ha de realizar durante 5 minutos.
  • Desplazamiento unipodal en superficie estable. Con una superficie deslizante (un calcetín) desplazaremos de forma lateral la extremidad afecta y hacia adelante y atrás. Realizaremos este ejercicio de forma controlada y progresiva ya que puede generar mucha tensión en la musculatura aductora. Entre 3 y 4 series de 10 repeticiones.

Teneis el VIDEO DE LOS 5 EJERCICIOS PARA ADUCTORES EN ESTE ENLACE

Tendinitis de aductores. Frío o calor

La utilización de termoterapia para la tendinitis de los aductores  se recomienda como método de analgesia local

  • Nosotros recomendamos la aplicación de frío en fases aguadas tras la lesión. O si aparece inflamación o hematoma en la zona dolorosa. Normalmente esto son las primeras 48 a 72h, se recomienda durante 20 min cada 2 horas con descanso.
  • En proceso subagudo (72h en adelante) o crónico (meses) se debe aplicar el calor para aumentar el suministro de sangre, aumentando así el aporte de oxígeno y nutrientes a la zona lesionada.

El tratamiento para la tendinitis de los aductores en Clínicas H3

En Clínicas H3 queremos daros siempre el mejor servicio, por ello realizamos un protocolo de tratamiento para la tendinitis de los aductores que aúna los últimos avances tecnológicos y la fisioterapia convencional de un modo 100% personalizado.

En Clínicas H3 llevamos años dedicándonos a tratar las la tendinitis de aductores, desde las primeras fases de la lesión, hasta su cronicidad en pubalgias. Nuestros fisioterapeutas, entrenadores y podólogos cuentan con una alta experiencia y formación en este tipo de lesiones y realizan tratamientos individualizados cubriendo las necesidades de cada paciente.

  1. En primer lugar en Clínicas H3 realizamos una anamnesis extensa al paciente para determinar el tipo de dolor, tiempo de evolución, causa, antecedentes previos, etc. También prestamos especial atención en resolver cualquier tipo de dudas sobre la lesión que pueda traer cada paciente, ya que sabemos que en ocasiones la incertidumbre o las dudas pueden provocar una mala adherencia al tratamiento y por ende a la evolución de la lesión.
  2. Una vez realizada la anamnesis, pasamos a realizar una exploración visual y palpamos las estructuras además de pruebas ortopédicas de fisioterapia para poder dilucidar las características de la lesión. Si el fisioterapeuta lo considera, se realizará una ecografía de las estructuras aductoras o del pubis. Esta ecografía la utilizamos como punto inicial y orientativo del tratamiento, lo cual significa que de manera regular se realizarán ecografías para ver la evolución de la lesión, realizando también al final de la rehabilitación para ver el antes y el después de la lesión.
  3. Una vez observado las diferentes estructuras del pubis y de los tendones aductores y su nivel de afectación, el fisioterapeuta expondrá los posibles tratamientos, explicándolos y resolviendo las dudas que puedan surgir, para que juntos puedan tomar una decisión en la que se encuentre cómodo con el tratamiento.
  4. En Clínicas H3 aunamos tecnología y fisioterapia para ofrecerle los mejores tratamientos con electrólisis, ondas de choque, neuromodulación, electropunción y punción seca los cuales son algunos de los tratamientos que realizamos de forma ecoguiada. A su vez, complementamos estas técnicas más invasivas con tratamiento conservador, utilizando todas las herramientas que están a nuestra disposición, desde tratamiento con diatermia hasta masoterapia y vendajes.
  5. De forma progresiva y gradual iremos incorporando ejercicios de fuerza, movilidad y propiocepción acorde a la situación de la lesión y a las necesidades del paciente. En los últimos estadios de la lesión nuestros entrenadores personales pueden realizar una readaptación al deporte que el paciente práctica o a la actividad profesional, con el fin de optimizar al 100% el rendimiento.

Puedes llamarnos al 91 601 58 30 y te valoraremos de un modo completo y eficaz. Pide GRATIS tu cita para valoración GRATUITA, en la que nuestros fisioterapeutas valoraran tu caso. ¡Llama ahora!

¿Cómo nos pueden ayudar la traumatología o la podología?

Área de podología: Contamos con expertos podólogos como Alberto Díaz Tornero, jefe del departamento de podología en H3, que nos ayudan en el diagnóstico y tratamiento de la lesión de la tendinitis de los aductores. Realizan estudios biomecánicos de la marcha y de la pisada para valorar dismetrías o alteraciones en el miembro inferior que puedan estar favoreciendo lesiones, y una vez obtenido los datos realizan unas plantillas personalizadas para mejorar esta biomecánica de la pisada.

Área de rehabilitación: Por último, pero no menos importante, en Clínicas H3 ofrecemos entrenamientos personales especializados en recuperación de lesiones para trabajar el miembro inferior a un nivel anterior al de su lesión y evitar futuras recaídas o futuras lesiones de cualquier otra estructura.

Área de traumatología deportiva: Además, contamos con el Dr. juan Arnal, nuestro jefe del servicio de traumatología en Clínicas H3, que lleva más de 15 años trabajando en diferentes hospitales del Madrid, como el Gregorio Marañón, y clínicas privadas, y es miembro de la Junta Europea de Cirugía Ortopédica

Puedes llamarnos al 91 601 58 30 y te valoraremos de un modo completo y eficaz. Pide GRATIS tu cita para valoración GRATUITA, en la que nuestros fisioterapeutas valoraran tu caso. ¡Llama ahora!

`Bibliografía

  1. Renström P, Peterson L. Groin injuries in athletes. Br J Sport Med. 1980; 14:30-6.
  2. Jansen JA, Mens JM, Backx FJ, Kolfschoten N, Stam HJ. Treatment of longstanding groin pain in athletes: a systematic review. Scand J Med Sci Sports. 2008; 18:263-74.
  3. Ekberg O, Sjoberg S, Westlin N. Sports-related groin pain: evaluation with MR imaging. Eur Radiol. 1996; 6:52-5.
  4. Hölmich P. Long-standing groin pain in sportspeople falls into three primary patterns, a “clinical entity” approach: a prospective study of 207 patients. Br J Sports Med. 2007; 41:247- 52.
  5. Rodriguez C, Miguel A, Lima H, Heinrichs K. Osteitis pubis syndrome in the professional soccer athlete: a case report. J Athl Train 2001; 36:437-40.
  6. Mens J, Inklaar H, Koes BW, Stam HJ. A new view on adduction-related groin pain. Clin J Sport Med 2006; 16:15-9.
  7. Cowan SM, Schache AG, Brukner P et al. Delayed onset of transversus abdominus in long-standing groin pain. Med Sci Sports Exerc. 2004;36:2040-5.
Abrir chat
Hola, soy Irene ,¿En que puedo ayudarte?
Hola, soy Irene, ¿en qué puedo ayudarte?